Tras la aprobación en marzo del Real Decreto 126/2015 que desarrolla el Reglamento (UE) nº1169/2011 sobre información alimentaria facilitada al consumidor y declaración obligatoria de alérgenos, muchos establecimientos de comercio minorista de alimentación y de restauración colectiva se están aún adaptando.
La obligación de información afecta a los establecimientos que:


  • Sirven comidas: bares, cafeterías, restaurantes o similares.
  • Venden alimentos sin envasar o envasados a petición del consumidor: fiambres, panes, sándwiches, tartas, comidas preparadas u otros alimentos a granel.
  • Venden o suministran alimentos sin envasar a otros establecimientos: escuelas, hospitales, residencias de mayores, restaurantes, etc.

La lista de alérgenos que deben identificarse cuando se utilicen como ingredientes de un plato o alimento consta de 14 alérgenos y todas las empresas alimentarias tienen la obligación de facilitar la información sobre ingredientes alergénicos empleados.
Cabe descartar, que en la venta a distancia, como un pedido telefónico a un establecimiento de comida para llevar, la información sobre alérgenos se debe proporcionar siempre sin coste adicional:

  • Antes de que se realice la compra, por ejemplo, por teléfono o en la página web,
  • y de forma escrita en el momento de la entrega del alimento.


Las empresas deben garantizar como mínimo que todos los empleados conocen los procedimientos de la empresa sobre la información en materia de alérgenos.


La información escrita sobre alérgenos puede facilitarse en: