Muchas veces planteamos la definición de objetivos a llevar a cabo en nuestra empresa sin tener una visión de éxito del mismo, pero entonces ¿Cómo planearlo?

Para ello podemos recurrir a la regla SMART (inteligente o listo en inglés)


Esta regla es un acrónimo de 5 palabras en inglés y que es la más extendida y sencilla para la correcta definición de los objetivos, y que va a facilitar las tareas de seguimiento y cumplimiento de los mismos con una mayor eficacia.

Estos son los principios que describen  la buena planificación de objetivos:


Pero ¿Qué quiere decir cada uno de estos principios?

  • ESPECÍFICOS

                Las metas que definen la realización de los objetivos deben ser lo mas concretas  y específicas posibles para poder llegar a conseguir el objetivo. La definición precisa de la meta va a influir  en la consecución o no del objetivo planteado

  • MENSURABLES:

Es decir, que pueda medirse.  El objetivo debe poder medirse para poder conocer y controlar si estamos cumpliendo las metas y objetivas que nos hemos propuesto inicialmente. De esta forma podemos compararlo con el dato inicial y valorar de esta forma el grafo de cumplimiento.

  • ALCANZABLES (Realizables)

          Hay que plantearse objetivos y metas que podamos alcanzar. Definir objetivos inalcanzables lo que va a conseguir es aumentar la desconfianza entre los implicados en conseguirlo y la motivación por cumplirlo. El compromiso de todos los implicados debe ser total para llegar a finalizar el objetivo con éxito.
  • RELEVANTES

             Los objetivos planteados deben dirigirse hacia temas relevantes para la organización.  Deben centrarse en cuestiones trascendentes para hacer desarrollar la organización, dirigir los esfuerzos hacia otros temas solo va a llevar a perder tiempo y recursos a la misma
               
  • TEMPORALIZADOS (Acotados en el Tiempo)

Los objetivos deben estar acotados en el tiempo, requieren un plazo de consecución limitado en el tiempo para llegar a cumplirse. Si el objetivo no se limita en el tiempo obtenemos una visión de no urgencia, y nos relajamos ya que el objetivo puede ir alargándose de manera indefinida en el tiempo
Te proponemos que si tienes objetivos definidos, los revises teniendo en cuenta esta regla, y de esta forma verifiques que la cumplen, si no plantéate si es necesario modificarlos.
Para cualquier duda consúltanos en info@optima-consultores.es

Share This