Actualmente no pensamos en que la mayoría de las cosas que tiramos, en nuestra casa particular o en  nuestra empresa, podrían sernos útiles. Podemos repararlas, reutilizarlas, etc. A pesar de esto, lo único que se nos ocurre es desecharlo, y contribuir, de esta forma, al aumento de desechos, olvidándonos de disminuir nuestro impacto ambiental en el planeta.


Para colaborar de forma eficaz en reducir nuestro impacto ambiental y el de nuestra empresa, es conveniente aplicar en nuestro día a día buenas prácticas de comportamiento y una de ellas es la REGLA DE LAS 4 ERRES.


Hasta hace poco tiempo esta regla era conocida como la regla de las 3 erres, en la que se incluían los conceptos de Reducir, Reutilizar y Reciclar, pero la gente vio que algo faltaba, y  se añadió una cuarta erre, Recuperar.

Reducir:
Esta primera etapa se centra en la adquisición de productos y uso optimizado de los recursos. Nos invita a pensar en lo que vamos a comprar, en si lo necesitamos de verdad, y en qué tipo de productos vamos a comprar, y también en el uso optimizado de la energía, el agua, etc. Comprar lo necesario, lo que lleve menos embalajes, lo que no sea de usar y tirar, utilizar programas ecológicos en los aparatos electrónicos, etc. 




Reutilizar:
En esta segunda etapa lo que se pretende es dar otra oportunidad a productos que ya no te sirven para lo que estaban destinados en un primer momento, bien reparándolos o usándolos para otra cosa. En esta etapa nos debemos concienciar de sacar el mayor partido a lo que tenemos, estirando su vida útil, y cuidando los productos desde que los adquirimos.


Reciclar:
En este proceso lo que se pretende es rescatar el material desechado. Seleccionamos los residuos y estos serán tratados más adelante en plantas especializadas. En esta etapa se nos invita a colaborar en el proceso de separación primaria de los desechos, para de esta forma contribuir a la disminución del uso de recursos naturales, disminución de los desechos y al ahorro de energía.

Recuperar:
Esta última etapa, esta principalmente centrada en los procesos industriales. Implica la reutilización de materiales o desechos que puedan ser utilizados como materias primas para general productos. El papel suele recuperarse en gran medida, los plásticos mediante el proceso de pirólisis o los metales para la fabricación de latas.

Como habéis visto contribuir al desarrollo sostenible y la reducción de nuestro impacto ambiental en la tierra no es tan complicado. Solo hay que tener un poco de formación y sentido de la responsabilidad ambiental que debe crearse en todos los ámbitos de la sociedad. Tener una conciencia sostenible es responsabilidad de todos.

Share This