El pasado 4 de marzo de 2015 se publicó en el BOE el Real Decreto 126/2015 que traspone a la legislación española el Reglamento (UE) 1169/2011, el cual establece modalidades de indicación y requisitos en materia de información alimentaria facilitada al consumidor y la obligación de declaración de alérgenos.
Este Real Decreto aplica a alimentos para venta al consumidor final y a colectividades, pudiendo estar:

  • Sin envasar.
  • Envasados en los lugares de venta por solicitud del consumidor.
  • Envasados por los titulares del comercio al por menor.

Su objetivo principal es mejorar la información alimentaria suministrada a los consumidores en:

  • Comercios minoristas.
  • Restauración colectiva y comercial.


La comunicación oral de ingredientes que causan alergias e intolerancias alimentarias, está permitida previo cumplimiento de ciertos requisitos que permitan asegurar que dicha información es veraz.
Para más información sobre requisitos y formación necesaria para el cumplimiento de este Real Decreto, estaremos encantados de responder a cualquier consulta en:
Share This